Sexo con la jefa: pasos previos

Si te llega la oportunidad de tener una relación esporádica con tu jefa y no quieres dejarla pasar, estos son elementos para un plan de acción ante este escenario:

jefa

1. ANTES DE HABLAR, OBSERVA
Debes tener en cuenta que, aunque entablar una romance en la oficina no está prohibido por ley, no pases por alto cómo reaccionaría la empresa ante ese vínculo. En muchos casos forma parte del código interno de ética que sus empleados no se involucren y, posiblemente, si es con tu jefa, seas tú el más perjudicado.

2. AMOR EN SECRETO

Estar con alguien de mayor rango tiene su encanto, pero la emoción que genera debe contenerse y evitar que se convierta en un asunto del dominio público. Las relaciones sentimentales con niveles superiores exaltan los celos profesionales. Hay que evitar estar en el escrutinio público lo más que se pueda. Las relaciones esporádicas con la jefa son de lo más emocionantes, pero hay que mantenerlo en secreto.

3. ¿CAMBIAMOS DE DEPARTAMENTO?

La situación se vuelve más peligroso si tu jefa trabaja directamente contigo ya que, al ser del mismo departamento, la situación puede volverse incómoda. Por eso, un consejo: si la relación avanza, lo mejor sería que una de las partes busque trasladarse a otro departamento. Un error común de las relaciones en la oficina es que las parejas buscan apoyarse por la cercanía, olvidando que otros colegas y jefes observan.

4. SI LO SABE EL MUNDO…

Cuando la relación esporádica con tu jefa ha avanzado, y si ya es un secreto a voces en la oficina, es el momento de hacerlo oficial, pero hay que saber con quién. La recomendación es hablarlo con el director del área, o quien lidere el proyecto. El área de recursos humanos es otra alternativa, aunque no siempre es garantía de que este área tenga una política o apoyo al respecto.

5. ES LA JEFA, ¡PERO CUIDADO!
Al inicio los romances son idílicos, pero no se sabe cómo pueden concluir esas relaciones esporádicas con el paso del tiempo. “Puede haber temas legales de por medio porque el subordinado acuse la jefa de ciertos comportamientos”. Es decir, que si deseas terminar la relación esporádica con tu jefa puedes salirte con la tuya de esta manera.

6. JUNTOS PERO NO REVUELTOS

Es importante cuidar los comentarios realizados en redes sociales, evitar caer en la dinámica de tener actividades en conjunto, como comer o salir de la oficina al mismo tiempo y, sobre todo, mantener una agenda de trabajo individual.
Separar lo profesional del aspecto sentimental es un consejo obvio que no siempre siguen las parejas, pero que debes tomar en consideración cuando tienes una relación esporádica con tu jefa. Eso ayuda a mantener de forma neutral la relación hasta que una de las partes decida salir del proyecto o estar en otro área.

Ya lo sabes, si deseas aventurarte a empezar o mantener una relación esporádica con tu jefa sigue estos consejos y no mezcles sentimientos con sexo…

Leave a Comment

Filed under Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *